La coca de Sant Joan en casa con el cava de Parés Baltà

Desde la prehistoria, muchas civilizaciones han celebrado el solsticio de verano, el día más largo del año, y que se asimiló a la festividad con la llegada de la cristiandad. Pero Sant Joan es quizás la más pagana de las fiestas cristianas, y su celebración, llena de agua, fuego, música y alegría, la acerca más a un divertido aquelarre que a una festividad religiosa.

Llega una de las noches más esperadas para pequeños y mayores, el 23 de junio es la noche de la celebración del solsticio de verano, la Verbena de Sant Joan, y con ella la el buen tiempo, el calor, y el reinado del sol. 

Y con la Verbena va ligada a una de las tradiciones gastronómicas más arraigadas de Catalunya, la coca de Sant Joan con una copa de cava o un vino dulce.

La coca de San Juan se deriva de un pastel que se comía antiguamente, dulce y de forma redonda que dicen, tomaba la forma del sol como muestra de culto al astro rey. Su origen no es nada sofisticado, al contrario…Según varias fuentes, la receta se desarrolló muy probablemente durante el imperio Carolingio, S.VIII-IX-,como recurso para aprovechar los restos de masa de pan que, a pesar de la levadura, no había crecido suficiente. Esta masa la cocinaban totalmente plana y le añadían azúcar por encima para endulzarla.

  • La palabra coca viene de cóc – coca o pastel-, término de raíz germánica introducido en Catalunya en época de Carlomagno, y origen, también, del nombre inglés cake (pastel); el koek o kok holandés, o el kuchen alemán.
  • La tradición dice que la coca de San Juan tiene que tener un tamaño canónico, el doble de largo que de ancho, y debe tener los ángulos redondeados.La pasta de la coca puede ser de harina y agua- como de pan-, de briox, de pasta de hojaldre, o incluso, de bizcocho.
  • La coca moderna se incorporó a las verbenas en 1860, y hacia 1900 ya era un elemento esencial.
  • Atribuyen la costumbre de comerse la coca de San Juan en compañía, como una reminiscencia de una consagración ritual, derivada de las ceremonias solsticiales.
  • Según datos del Gremi de Pastissers de Barcelona, en todo el territorio catalán, por San Juan, se consumen más de 1.800.000 cocas artesanas.
  • Antes era frecuente comérsela acompañada de vino dulce o rancio, pero hoy estas bebidas han ido dejando paso al cava.

Y cuantas botellas de cava se consumen? No disponemos de datos pero para el sector es una fecha marcada en el calendario.

Parés Baltà nos facilita en este momento tan especial para celebrar una gran noche de Sant Joan.El mismo día 23 de junio, te traemos a casa una coca artesana y un cava muy especial.

Dos botellas de Blanca Cusiné 2012, un cava ecológico Gran Reserva Brut Nature de producción muy limitada, con más de 7 años de crianza y elaborado mayoritariamente con Xarel·lo. Un cava que seduce por su finura, elegancia y por su marcado carácter gastronómico.

Una coca artesana de fruta y piñones para 6-7 personas, del Horno Sant Joan de Vilafranca del Penedès. Será elaborada de manera tradicional durante la noche del día 22, por las manos expertas de Joan Trens, última generación de una saga de pasteleros. En casi todos los pueblos hay un horno emblemático, el de toda la vida, que hace que la gente se acerque, sea de cerca o de lejos, para probar sus especialidades. En Vilafranca este horno es el Forn Sant Joan, reconocido por sus cocas y pasteles.

Pedidos hasta el 18 de junio a medianoche 

  • Envío exclusivo a la provincia de Barcelona
  • Unidades muy limitadas (120 unidades)

Precio 65 €

https://paresbalta.com/es/vinos-y-cavas-de-pares-balta/lote-especial/la-coca-de-san-juan-i-blanca-cusine-cava-gran-reserva/

Yo ya la tengo pedida!!!

Bibliografia

Ajuntament de Barcelona

Gastronosfera

Deja una respuesta